Cirugía

Cirugía

CUIDADOS POSTERIORES A UNA EXTRACCIÓN DENTAL

En el Consultorio: el tiempo que el paciente tiene adormecido un sector de la cavidad bucal por la anestesia, varía según el tipo de anestesia y el lugar de aplicación. Durante dicho lapso, Ud. debe tener cuidado de no morderse los carrillos (cachetes), labios o lengua.

El efecto de la anestesia puede durar varias horas y luego de la misma, puede molestar por 24-48 hs. el lugar de penetración de la aguja.

El profesional colocará una gasa en el lugar de la extracción, para impedir el sangrado y favorecer la formación de un coágulo en el alvéolo.

La gasa debe permanecer fija en lo posible de 30 a 45 minutos. La extracción de un diente es una cirugía menor. Por lo tanto es natural que ocurran cambios temporarios en su boca. Su funcionamiento será normal luego de unos pocos días. En el ínterin, deberá seguir algunos pasos para ayudar al curado, prevenir complicaciones y ayudarse usted mismo a sentirse más confortable.

En su Casa: puede ocurrir sangrado una vez removida la gasa; en tal caso, doble una gasa en forma de cuadrado y colóquelo en el lugar de la extracción.

Presione en forma moderada, cerrando firmemente los dientes otros 30%u2019 y luego retírela con cuidado. No se realice buches, enjuagatorios ni succione por ningún motivo. Si el sangrado persiste y aparecen coágulos en la boca, recurra nuevamente al servicio de emergencias.

El coágulo: es una parte muy importante del proceso de cicatrización, por lo tanto Ud. debe evitar toda actividad que perjudique su formación y/o favorezca el desprendimiento.

Fumar, beber con sorbete (pajilla) o bombilla y enjuagarse en forma brusca, son actos que provocan dislocación del coágulo y sangrado.

No lavarse los dientes durante el día de la extracción, pero al día siguiente cepillarse normalmente el resto de la boca y enjuagarse suavemente con algún antiséptico. Moderar la actividad física por 48 hs.

Dieta: luego de la extracción, se debe beber líquido a discreción y comer alimentos blandos. Deben evitarse las bebidas alcohólicas.

Comience a comer alimentos sólidos al día siguiente o cuando se sienta cómodo, siempre del lado opuesto al que se efectuó la extracción dental.

TERCER MOLAR

Terceros molares, comúnmente conocidos como muelas del juicio.

La edad promedio de formación y crecimiento de las muelas del juicio son alrededor de los 15 años, por lo que se recomienda valorar por medio de radiografías la posición y detectar a tiempo posibles complicaciones futuras, siendo la adolescencia la edad más adecuada para dichos estudios y en caso de comprobar la necesidad de extraerlas. Dicho procedimiento no debe exceder de 10 minutos realizándolo absolutamente sin dolor.

Las complicaciones más frecuentes por terceros molares en mala posición son:

a) Destrucción por reabsorción del Molar que le sigue hacia el frente
b) Formación de quistes y tumores lo cual Puede provocar destrucción del hueso de la mandíbula o maxilar.
c) Atrapamiento de alimento, lo cual provoca (halitosis), mal olor y sabor de boca
d) Movimientos dentales no deseados
e) Inflamación de la encía, dolor y sangrado
f) Infección del área con o sin presencia de pus.

CANINO INCLUIDO

En ocasiones alguna pieza definitiva no acaba de salir y queda incluida dentro del hueso. El canino superior es el diente que más habitualmente se queda retenido sin poder salir por falta de espacio o por una desviación del camino de erupción.

En estos casos lo mejor sería traccionar (tirar) del diente hasta su sitio mediante la combinación de una pequeña cirugía (fenestración) y un tratamiento de ortodoncia. En la parte inferior puedes ver una explicación animada del proceso.

Lamentablemente no siempre se puede llevar el diente al sitio. Esto depende de múltiples factores como puede ser la inclinación del diente, la edad del paciente, la posible presencia de anquilosis (unión del diente al hueso), etc. En estos casos es aconsejable extraer la pieza para evitar problemas en las raíces de los dientes ya erupcionados.